Omar Vega

 

Durante la madrugada del lunes 18 de marzo falleció de forma repentina el escritor, divulgador y académico chileno, Omar Ernesto Vega.

Omar Vega fue un hombre de sonrisa generosa y cabello blanco y corto, algo nervioso, que siempre se preocupó de dar una buena primera imagen. Era ingeniero en informática con un grado académico en ciencias de la computación. Se declaraba felizmente casado y orgulloso padre tres hijos, uno de ellos ciudadano de Canadá, país en donde su familia pasó cinco años. Omar vivía en el futuro y le asombraba mucho que la mayoría de los demás no estuviésemos allí. Dedicaba mucha de su afición en establecer relaciones entre la extrapolación técnica y científica de novelas de ciencia ficción y el presente, y se esmeraba en convertir sus propios relatos en ventanas de “lo-que-puede-venir”. Omar sentía una especial predilección por los techno-thrillers y los devoraba con avidez. También era un gran consumidor del humanismo y las ciencias, con especial predilección por la física, la genética y la historia. Otra de sus vetas fue la investigación y preservación del la ciencia ficción chilena y fue impulsor de la sección sobre el género en el proyecto digital Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional.

Omar prologó La segunda Enciclopedia de Tlön de Sergio Meier; publicó la novela El Secreto De Rings y los libros El Futuro imaginado: breve historia de la anticipación y Mensajes Ocultos Del Cine Fantástico, además de muchos cuentos en español y en inglés en revistas y sitios especializados tanto chilenos como extranjeros, tales como TauZero, Alfa Eridiani y Bewildering Stories.

Omar Fue un declarado admirador de los escritores del género que habían acertado en sus predicciones. Luis Saavedra sostenía de Omar, que al parecer poseía una glándula, de la que carecemos la mayoría, que secretaba alguna hormona futurista. Quizás una de las claves para esto se encuentre en un artículo que escribió para el ezine Puerto de Escape: “El día en que dejemos de soñar con un futuro mejor para nuestro continente ya no tendrá sentido vivir aquí. Mejor sería entonces desaparecer de este mundo, o hacer un paquete con nuestras pertenencias y buscar un mejor destino en otras tierras.”

Omar ya ha partido a colonizar esas otras tierras, y desde Editorial Estratos, le deseamos de todo corazón a este gran visionario e iconoclasta, el mejor de los viajes.